Poros técnicos

poros tecnicos _ mercedes-pimiento - pablo ballesteros copia.jpg

Poros técnicos, 2020. Látex, cobre, cemento, fibra de vidrio, fotografía.

Fotografía: Pablo Ballesteros

“¿Podía la configuración de las piedras proporcionar a los hombres algún control sobre el calor de su carne?”. Richard Sennett realizaba esta pregunta en su influyente texto Carne y piedra. El cuerpo y la ciudad en la civilización occidental (1994).

 

Entender la arquitectura y el urbanismo como anatomía y el edificio como un cuerpo que respira y por el que fluyen y circulan los materiales y datos de nuestra sociedad, forma parte del proyecto Arquitecturas terminales en el que Mercedes Pimiento (Sevilla, 1990) viene trabajando desde hace unos años. Construir, conectar, afectar.

Como una producción site-specific de este proyecto en proceso, en Poros técnicos el edificio construido por Nieto y Sobejano, sus materiales y el hecho que siga un patrón geométrico autosimilar, combinatorio y sin jerarquías espaciales, le sirve a Mercedes Pimiento para generar una instalación a modo de sistema modular que se vincula con ciertas experiencias urbanísticas utópicas como la No-Stop City (1970-1971) del grupo florentino Archizoom.

“El fin último de la arquitectura moderna es la eliminación de la propia arquitectura”. Esa era una de las afirmaciones que Archizoom defendían en 1971 en su artículo “Città, catena di montaggio del sociale. Ideologia e teoria della metropoli”. Frente a una arquitectura figurativa y/o objetual, la propuesta de este grupo se situará en el contexto de lo que años más tarde teorizará Martin Pawley en su texto Terminal Architecture (1998), un ensayo en el cual plantea una reflexión sobre la arquitectura contemporánea, proponiendo una doble acepción del propio concepto terminal, en primer lugar aplicable a las postrimerías o el agotamiento de cierta ma- nera de entender la arquitectura, y en segundo lugar, haciendo referencia al surgimiento de una nueva concepción que se desarrollará a través de lo que él denomina como nuevos “terminales” o estructuras no sólo concebidas para ser habitables sino fundamentalmente conectables.

Será esta la cuestión que al trabajo de Mercedes Pimiento le interesa del edificio del C3A, su conectividad, de ahí que Poros técnicos se construya como una instalación en la que los propios materiales del edificio y sus características en relación al cuerpo humano son los protagonistas.

Para esta última cuestión, además de la presencia del látex como una piel sintética, el cobre como material conductor y las membranas realizadas con cemento y fibra de vidrio, Mercedes Pimiento investiga sobre los resonadores Helmholtz, elementos que le permiten trabajar sobre la manera en que el propio material de construcción absorbe ciertas frecuencias de sonido como la voz, dando lugar a una serie de esculturas esféricas que se diseminan por el espacio.

Poros técnicos es una investigación sobre el organismo tecnológico que permite que el edificio funcione. Techos, paredes y suelo técnico que se abren para revelarnos todo el circuito de ca- bleados y conexiones que recorre la construcción. Una operación de acupuntura afectiva sobre un cuerpo de cemento.

Jesús Alcaide

 

Exposición: Vivir-Juntos. Una puesta en común de las distancias

Comisariado por Jesús Alcaide

Centro de Creación Contemporánea de Andalucia C3A

14.01.2021 - 04.04.2021